Tu ropa interior merece un cuidado especial para ti

 

El lavado de nuestras prendas por muy básico que sea tiene una gran importancia no solo para su conservación, sino también para la higiene y salud de tu cuerpo, por esta razón en #DonnaCapricciosa queremos ayudarte a identificar las fases más importantes del lavado de tu ropa íntima para que conozcas de manera sencilla y apropiada como hacerlo sin generar un impacto en tu cuerpo y prenda.


Es importante que tengas en cuenta que la ropa exterior e interior tienen diferentes tipos de cuidado pues sus calidades, usos y exposiciones en el cuerpo son totalmente opuestas, por esta razón te aconsejamos siempre al momento de hacer la selección de lavado apartes tu ropa íntima de tus blusas, camisetas, camisas, faldas, vestidos e incluso jeans.


La idea de separar tu ropa íntima es protegerla pues en general su construcción y base textil tienen componentes delicados que requerirán un lavado total a mano que te garantice un proceso profundo y al mismo tiempo suave.


Ten en cuenta que no solo debes intuir sobre el cuidado de cada prenda, pues generalmente todas incluyen en su construcción una etiqueta donde encontrarás la composición e instrucciones básicas para una limpieza segura, además de las advertencias necesarias para emplear un buen método de limpieza, por esta razón recuerda siempre hacer una revisión detenida de los símbolos y explicación suministrada.


A continuación, te explicaremos las fases que debes implementar para cuidar de tu ropa y zona íntima:


1 - Debes saber es que el lavado a mano ayudará a controlar el bienestar de los tejidos, encajes, delicados detalles de nuestros panties y bralettes, favoreciendo no solo las superficies de la pieza, sino también la estructura natural de la fabricación, manteniendo las hormas, medidas y contornos con los que inicialmente fueron diseñados para ti.


2 - Ten presente NO USAR cloro, suavizantes y demás jabones aromatizados que irriten o alteren el pH de tu zona íntima, busca siempre jabones neutros que sean beneficiosos para la piel.


3 - Clasifica tus prendas de acuerdo al color para evitar alguna decoloración natural y ocasional, pues es muy normal que las prendas en colores negros, rojos o vino migren en su teñido y afecten la apariencia de las prendas de colores claros. Te aconsejamos separar las prendas por recipientes o lavar en un orden que te permita controlar los residuos de color, donde puedas lavar primero el bloque de tonos claras y para finalizar los oscuros.


4 - Una vez hayas finalizado con el proceso del jabón, al proceder con el enjuague debes asegurarte que con abundante agua dejes totalmente limpia la superficie, pues si la situación es contraria podrías ocasionar una afectación en tu zona íntima a causa de los residuos de jabón, además de causar daño en tu cuerpo muchas veces estos residuos podrán alterar el color natural de tu prenda y con el tiempo la apariencia podrá variar.


5 - Para cuidar tu higiene íntima es de suma importancia que al momento de secar tus prendas puedas extenderlas en superficies de un ambiente abierto e iluminado, evitando la humedad y logrando una leve entrada de luz natural que ayude a eliminar cualquier tipo de hongo o bacteria.


Conserva la apariencia de tu ropa interior y lencería tal cual como te enamoraron la primera vez que las viste, recuerda que alargar su vida de uso dependerá de ti.

Dejar un comentario